45 Los extraños temblaban antemandamiento ; en oyendo, me obedecían.