18 Entonces los ancianos de la ciudad tomarĂ¡n al hombre y lo castigarĂ¡n;