37 Como la confección que harás, no os haréis otra según su composición: santidad te será para el SEÑOR.