27 Y los príncipes trajeron piedras de ónice, y las piedras de los engastes para el efod y el pectoral;