24 Porque no habrá más visión vana, ni habrá adivinación de lisonjeros en medio de la Casa de Israel.