23 Te saludan Epafras, mi compañero en la prisión por el Cristo Jesús.