6 Y un vapor subĂ­a de la tierra, que regaba toda la faz de la tierra.