21 Y el varón estaba maravillado de ella, callando, para saber si el SEÑOR había prosperado su camino o no.