17 Y los ojos de Lea eran tiernos, pero Raquel era de lindo semblante y de hermoso parecer.