10 Y: Tú, oh Señor, en el principio fundaste la tierra; y los cielos son obras de tus manos;