7 Por lo cual, como dice el EspĂ­ritu Santo: Si oyereis hoy su voz,