12 que no os hagáis perezosos, sino imitadores de aquellos que por la fe y la paciencia heredan las promesas.