26 Y Pedro le levantó, diciendo: Levántate; yo mismo también soy hombre.