34 Y llevándolos a su casa, les puso la mesa; y se gozó de que con toda su casa había creído a Dios.