28 Y queriendo saber la causa por qué le acusaban, le llevé al concilio de ellos;