28 Os sea pues notorio que a los gentiles es enviada esta salud de Dios; y ellos oirĂ¡n.