26 y restituirĂ© tus jueces como al principio, y tus consejeros como de primero; entonces te llamarĂ¡n Ciudad de justicia, Ciudad fiel.