3 le guardarás en completa paz, cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti se ha confiado.