3 Confortad las manos cansadas, esforzad las rodillas que titubean.