12 hasta que el SEÑOR quite lejos los hombres, y haya gran soledad en la tierra.