15 Escuchad y oíd; no os elevéis, porque el SEÑOR habló.