37 Y las majadas quietas serán taladas por la ira del furor del SEÑOR.