4 Estas, pues, son las palabras que habló el SEÑOR acerca de Israel y de Judá.