18 ¿Por qué me sacaste del vientre? Habría yo muerto, y no me vieran ojos.