19 No tendrĂ¡ hijo ni nieto en su pueblo, ni quien le suceda en sus moradas.