7 He aquí yo clamaré agravio, y no seré oído; daré voces, y no habrá juicio.