7 Cuando salía a la puerta a juicio, y en la plaza hacía aparejar mi silla,