21 Que esperan la muerte, y no la hay; y la buscan más que tesoros.