18 Porque lleno estoy de palabras, y el espíritu de mi corazón me constriñe.