22 Porque no sé hablar lisonjas; de otra manera en breve mi Hacedor me consuma.