22 Y su alma se acercará al sepulcro, y su vida a los enterradores.