22 No hay tinieblas, ni sombra de muerte donde se encubran los que obran maldad.