23 No carga pues él al hombre más de lo justo, para que vaya con Dios a juicio.