17 porque Dios lo hizo olvidar de sabidurĂ­a, y no le dio inteligencia.