22 De la destrucción y del hambre te reirás, y no temerás de las bestias del campo;