24 Enseñadme, y yo callaré; y hacedme entender en qué he errado.