16 Que si yo le invocase, y él me respondiese, aún no creeré que haya escuchado mi voz.