31 Y yo no le conocía; más para que fuese manifestado a Israel, por eso vine yo bautizando con agua.