13 AsĂ­ que, el asalariado, huye, porque es asalariado, y las ovejas no le pertenecen.