4 Y venida la mañana, Jesús se puso a la ribera; mas los discípulos no entendieron que era Jesús.