34 Me buscaréis, y no me hallaréis; y donde yo estaré, vosotros no podréis venir.