40 Entonces muchos del pueblo, oyendo este dicho, decían: Verdaderamente éste es el profeta.