11 lepra es envejecida en la piel de su carne; y le darĂ¡ por inmundo el sacerdote, y no le encerrarĂ¡, porque es inmundo.