4 No se contaminará, por el príncipe en su pueblo, ensuciándose.