69 y nos alzó el cuerno de salud en la Casa de David su siervo,