59 Te digo que no saldrás de allá, hasta que hayas pagado hasta el último centavo.