53 y estaban siempre en el Templo, alabando y bendiciendo a Dios. Amén.