18 Entonces vienen a él los saduceos, que dicen que no hay resurrección, y le preguntaron, diciendo: