8 Y la multitud, dando voces, comenzó a pedir que hiciera como siempre les había hecho.