25 Y si alguna casa fuere dividida contra sí misma, no puede permanecer la tal casa.